El brote de Ébola continúa imparable

Hace unos días falleció en nuestro país el misionero Manuel García Viejo, quien había contraído el Ébola y sido repatriado con la finalidad de ser sometido a un tratamiento eficaz frente a esta afección. Esta situación ha puesto de manifiesto un escenario lleno de carencias e incertidumbres  que ha frenado las esperanzas en las opciones terapéuticas disponibles en la actualidad. Estos fármacos han sido empleados con éxito en algunos pacientes, pero es la ausencia de una estrategia bien definida y una “cadena de producción” que garantice su disponibilidad lo que hace que crezca la incertidumbre y la preocupación en los países donde están sufriendo con mayor virulencia este brote de Ébola. Crecen cada día las siglas que definen nuevos fármacos y, que salen a la luz pública como alternativas terapéuticas y que tan solo, hasta la actualidad, se almacenan en las páginas de la prensa sin que cumplan con su eficacia y seguridad las expectativas de la sociedad.

Este año se celebra el veinticinco aniversario de la •red• y  la pregunta que nos hacemos es precisamente ¿que ha aportado este sistema que ha permitido compartir documentos a todo el mundo? Esta gran aportación de Berner-Lee revolucionó el mundo de las comunicaciones. Probablemente las tres instituciones que han cambiado de mayor manera en estos veinticinco años han sido: Educación, las bibliotecas y el periodismo, sin menoscabo de algunas otras. La combinación de este recurso y su aplicación a la divulgación y potenciación de los conocimientos que disponemos en la actualidad acerca del Ébola, harían factibles una mayor aplicación de aquellas medidas y/o acciones que a tiempo real se identifiquen en los países con más recursos y, trasladarlos de inmediato a estos otros que se ven abocados  a la “caridad” de Occidente para solventar esta delicada situación.

Por | 2019-03-25T13:51:37+01:00 6 de octubre , 2014|Blog|

About the autor:

Manuel Ruiz Roldan
- Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina. Universidad de Málaga (Finalizado en 1991).
- Doctor en Medicina, sobresaliente “cum laude”. Universidad de Málaga.
- Especialista en Urología. Médico Interno Residente en el Hospital Regional de Málaga (1992-1997).