Hacia una nueva forma de comunicación

Leía hace unos días un artículo muy interesante de Víctor García de la Concha, actual Director del Instituto Cervantes y ex responsable de la RAE, en el que situaba al español en la escena lingüística internacional, estableciendo una clasificación que lo ubicaba en el segundo lugar tras el chino.

La importancia de los idiomas vienen limitadas, habitualmente, por una determinada área geográfica e influencia económica. Desde finales del siglo pasado ha surgido un nuevo “idioma” cuyo marco geográfico es universal y no se rige por criterios económicos, es el lenguaje científico-técnico. Habitualmente se ha nutrido y sustentado de la gramática inglesa, si bien la continua aparición de términos y su imparable expansión ha hecho que se genere una “pseudogramática” que sustenta esta nueva forma de comunicación.

Le oía a Antonio Muñoz Molina, Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2013, que: “hay pocas historias buenas que contar”.

¿Oiremos en el futuro, en lo referente a la ciencia, estas buenas historias contadas en este nuevo idioma?.

Por | 2019-05-03T13:52:11+02:00 4 de noviembre , 2013|Blog|

About the autor:

Manuel Ruiz Roldan
- Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina. Universidad de Málaga (Finalizado en 1991).
- Doctor en Medicina, sobresaliente “cum laude”. Universidad de Málaga.
- Especialista en Urología. Médico Interno Residente en el Hospital Regional de Málaga (1992-1997).