La respuesta de Occidente

Desde hace unos días, han aparecido en diferentes medios de comunicación, general y especializados, unas noticias muy esperanzadoras para detener el avance del  ébola.

La  primera de ellas,  se refiere a las acciones adoptadas por la ONU, que  cifra como objetivo detener la transmisión del virus en un plazo aproximado de seis a nueve meses, postulándose para coordinar toda la colaboración internacional, tanto a nivel organizativo como económico. Se cifra en unos seiscientos millones de euros la aportación necesaria  para poder afrontar con garantías esta empresa.

Por otro lado, dos empresas farmacéuticas están elaborando dos vacunas que podrían estar disponibles para su uso en Noviembre.

La situación, mientras tanto, en los países afectados empeora, ascendiendo  el número de  afectados:  unos tres mil quinientos, entre los casos confirmados y sospechosos.

Algunas semanas atrás escribía acerca de este tema, entoces destacaba dos  medidas: la acción urgente de Occidente y por otra parte el desarrollo de una terapia válida.

Afortunadamente, estas medidas y algunas otras, han dado sus primeros pasos.

Entonces hacía mención a un millar de víctimas, hoy son algo más de tres mil quinientas, siendo las estimaciones de las autoridades sanitarias de unas veinte mil una vez controlado el brote.

Creo que no cabe más que apoyar la labor diaria y abnegada de todos aquellos que trabajan día a día sobre el terreno y, solicitar a los Organismos Internacionales y a los Gobiernos el apoyo financiero necesario y potenciar el campo de la investigación para alcanzar cuanto antes ese tratamiento eficaz y, restar el mayor número de víctimas posibles a esas veinte mil que fijan los Gobiernos de los países afectados.

Por | 2019-06-03T18:28:48+02:00 15 de septiembre , 2014|Blog|

About the autor:

Manuel Ruiz Roldan
- Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina. Universidad de Málaga (Finalizado en 1991).
- Doctor en Medicina, sobresaliente “cum laude”. Universidad de Málaga.
- Especialista en Urología. Médico Interno Residente en el Hospital Regional de Málaga (1992-1997).